La Eurocopa del Antifútbol

La Eurocopa del Antifútbol, así es catalogada por muchos que se dicen ser conocedores del “Deporte más hermoso del mundo” (Luis Omar Tapia). Todo esto debido a que fue consagrada una selección que, en los 90 minutos, no pudo ganar sino un solo partido en toda la competición. En parte, no les falta razón a aquellos que afirman esto. No obstante, el fútbol es la dinámica de lo impensado, en este mágico deporte las puertas siempre están abiertas a lo inesperado, de allí que entonces no deba sorprendernos la victoria de Grecia en el 2004, el título de Champions League que obtuvo el Chelsea en el 2012, ni tampoco este triunfo de Portugal hace algunas semanas.

Otro argumento utilizado es que lo que llevó a las selecciones a aflorar y avanzar a lo largo del torneo fueron las individualidades. Portugal contó con Cristiano, Gales con Bale, Francia con Payet -si, sorpresivamente no fue Pogba-, continúe usted la lista, estimado lector. Tanto usted como yo sabemos que, el fútbol es un deporte colectivo, que lo ideal es que se llegue al gol mediante una combinación de toques, o alguna jugada preparada de un tiro de esquina o algo por ese estilo. Sin embargo, debemos también comentar que una individualidad también puede tener la capacidad de asombrarnos. Muchas veces es necesario que exista un jugador que tome las riendas del equipo para conseguir la victoria.

Ya lo decía Bill Shankly, técnico del Liverpool F.C hace más de 60 años, cuando expresaba que el consideraba que el equipo ideal de fútbol debía contener solo 3 personas que conocieran del juego, que supiesen mover el balón, así como otros 8 que tuviesen una condición física envidiable. Por consiguiente, podemos entender que el fútbol es más la congregación de individualidades y trabajo en equipo.

Con esta idea en mente, pasemos pues a analizar lo que nos dejó esta Eurocopa. Desde su primer partido se dejaba entrever el alto nivel de sorpresividad a la que nos enfrentaríamos, debido a que el anfitrión, Francia, había sufrido para vencer a la, en el papel, débil selección de Rumania. Conforme siguió avanzando el torneo, las prematuras eliminaciones de Inglaterra, España, y Bélgica empezaban a hacer el ruido suficiente para que se empezara a desestimar la competición.

Sin embargo, a juicio de este redactor, los 4 equipos que llegaron a la etapa final cumplían con los requisitos necesarios. Haber metido la pelota más veces que el rival de turno en su portería. Puesto que, si se ganase por el nivel de juego, muy posiblemente ninguno de los dos finalistas hubiera, siquiera, avanzado de los cuartos de final.

Final que, como algunos partidos del torneo, terminó siendo algo decepcionante, pocos picos altos -situaciones de gol- y mucho manejo de pelota en el medio sector fue la combinación perfecta para que llegase a considerar sintonizar otra programación.  Por otra parte, hubo gratas sorpresas como la selección de Gales que, de no ser por que Cristiano tuvo un día futbolísticamente perfecto ese día, pudo haber sorprendido a todos siendo, al menos, finalista.

De la misma manera, Italia, a juicio de este redactor, fue la que mejor juego vistoso mostró, el partido contra España sirvió para comprobar de qué era capaz la selección dirigida por Conte, que lamentablemente se topó con la otra escuadra que mostró un juego al mismo nivel, Alemania.

Dentro de las decepciones, si es que en el fútbol pueden haber decepciones, podrían entrar España y Bélgica. La primera por ser campeona defensora, la segunda por no haber aprovechado la muy talentosa generación de jugadores que tienen, lo positivo es que aún son jóvenes.

Por conclusión, la Eurocopa, bajo nuestra mirada, no puede verse como un torneo mezquino lleno de Antifútbol. Puesto que fútbol no es solamente jugar a toques. Lo que si podemos decir de la Eurocopa, es que fue una competición en la que, pareciese, que las figuras se cuidaron, en la que las selecciones pudieron dar más pero por algún motivo no lo hicieron. Algunos argumentan cansancio de las temporadas tan agotadoras que viven estos en sus respectivas ligas, otros que no sienten la camiseta de la selección, así como también que fue un error haberle otorgado cupos extra a esta edición. Lo cierto es que, la Eurocopa no fue un torneo a nivel amateur, pero tampoco es lo que se espera de la misma, una competición entre las mejores selecciones de la región con más Copas del Mundo en la historia.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien